Le encantan las carreras de Fórmula 1, algo evidente. Sin embargo, el dato curioso es que no frecuenta los palcos VIP ni el paddock de los grandes premios. Prefiere ver las carreras desde su cama.