Uno de los animales más bellos y a la vez uno de los más peligrosos del océano. De hecho, los anillos azules avisan de su peligrosidad a sus depredadores. Su veneno es tan potente que puede causar la muerte en poco más de una hora. Una razón más para respetar a este bello cefalópodo.